Lasaña de Ali (berenjena, champiñones y cebolla)

IMG_1302 BLOG

¡Hey, niños!
Esto que veis aquí es una lasaña redonda y cocinada sin horno (la bonita foto de arriba es de Ali, por cierto 🙂 ). Pero nada de prejuzgar: se hizo con tanto amor, que nadie puso pegas.

Este finde pasado nos fuimos cinco amigos a esquiar (en mi caso, a intentar aprender) a Alto Campoo, donde una amiga tiene una casa. Nos dedicamos principalmente a cocinar y a comer (con las respectivas paradas para pelis malas, canturreos y alguna que otra foto), y muy evidentemente teníamos que preparar esta receta de nuestra querida anfitriona. También aprendimos que se pueden hacer empanadas entre el micro y la sartén, y que las hamburguesas de azuki con avena son de las más ricas del mundo (alguien me tiene que pasar su receta… 😉 ). Digamos que el friki-vegetarianeo fue bastante productivo para nuestros estómagos.

Con esta lasaña no hay excusa. Los ingredientes no pueden ser más fáciles de encontrar, no hay dificultad alguna en su preparación (a no ser que, como yo, necesites una manita con la bechamel), y los omnívoros también son fans…

{Aprovecho para lanzar brazotes fuertes al par de bichos que me dan la brasa para que suba cosas por aquí, que tanto me hacen sonreír y tanto me enseñan cada día *aunque yo esté siempre en mi mundillo…*.}

▶ Ingredientes (para 4 personas):
– 450 gr* de cebolla (2 unidades medianas)
– 300 gr de champiñones enteros
– 300 gr* de berenjena (1 unidad hermosa)
– 50 gr de mantequilla (unas 3 cucharadas)
– 30 gr de harina (unas 3 cucharadas a ras)
– 750 ml de leche (3 vasos)
– 150 gr de placas precocinadas (medio paquete)
– 200 gr (aprox) de tomate frito
– 150 gr (aprox) de queso rallado
– Pimienta negra molida
– Pimienta blanca molida
– Comino
– Nuez moscada
– Sal
– Aceite de oliva (AOVE)

*Sin pelar
IMG_1316 BLOG

Preparación:
Empezamos cortando las cebollas en juliana y pelando la berenjena, cortándola en trozos de unos dos o tres centímetros. Con aceite en la sartén, echamos nuestras hortalizas y empezamos a cocinar a fuego medio-alto.
Después de unos veinte minutos sofriendo, lavamos y laminamos los champiñones y los añadimos a la mezcla, dejándolo hasta que esté todo bien cocinado. Salpimentaremos y haremos uso del comino al gusto.
Por otro lado, preparamos la bechamel. Derretimos la mantequilla en una sartén a fuego medio y agregamos la harina, rehogando bien. A continuación, vamos añadiendo la leche poco a poco y sin dejar de remover, procurando que se ligue como debe. Añadimos un poquito de sal y nuez moscada. Si nos quedan grumos, podemos pasarla por un colador de malla fina.
Mientras ponemos el horno a precalentar a 180ºC, empezamos a hervir nuestras placas de pasta (lo mejor será seguir las instrucciones de la propia marca, pero será algo tal que 10-15 minutos).
Para montar la lasaña, primero ponemos una capa fina de bechamel en el fondo de la fuente, colocando después entre las placas nuestro sofrito con el tomate. Finalmente, tapamos con la bechamel y el queso, y gratinamos en el horno durante unos 20 minutos.

¡Y a la mesa!
………………………………………………………..……………………………………………..…………………

(1)Truquillo de la mamá de Ali: colocar sobre el queso, en la última capa de la lasaña, algunos pequeños trozos de mantequilla 🙂
(2)Truquillo de la que os escribe: añadir, sobre el queso, un poquito de pan rallado: le dará un toque crujiente tras su paso por el horno 🙂

¡Besitos verdes!